Ventajas y desventajas del comercio electrónico

agosto 17, 2022

Hemos explicado anteriormente qué es comercio electrónico, su breve historia, características y cómo ha cambiado totalmente la forma de comprar, por lo tanto, dar el paso a convertirnos en una tienda online puede ser una oportunidad.

Sin embargo, no es seguro que nuestro negocio vaya a ser exitoso. Así que si te has planteado abrir una tienda online, ¿conoces cuáles son las ventajas y desventajas?.

A continuación te vamos a explicar de forma breve cuales son, desde nuestro punto de vista, estas características ventajosas y las que no de tener un comercio electrónico.

¿Cuáles son las ventajas del comercio electrónico?

La presencia en internet de un comercio electrónico tiene que ser vista como una oportunidad para la empresa. Por lo tanto, hay que conocer muy bien cuales son las ventajas de este tipo de negocio para no quedarnos «rezagados» frente a nuestros competidores.

Tener un comercio electrónico supone tener una tienda abierta las 24 horas. Al no existir limitaciones de horarios como en una tienda física, te permite que cualquier usuario pueda acceder en cualquier momento del día.

Tus productos estarán disponibles, además de a cualquier hora, en cualquier lugar. Tener un negocio con presencia online te permite que muchas personas puedan acceder mediante cualquier dispositivo electrónico con acceso a internet como los smartphones y tablets.

Es más barato tener un comercio electrónico que un establecimiento físico, lo que se traduce en una reducción de costes. Si tu comercio es totalmente online, ya cuentas con esa ventaja, pues te estás ahorrando grande parte que supone un espacio físico como el alquiler, el mantenimiento del local, la electricidad, el coste del personal, entre otros.

Publicitarse por internet es mucho más económico que hacerlo por los medios de comunicación tradicionales. Por lo tanto, puedes aumentar tu visibilidad gracias a la publicidad de tu negocio, tanto en la web como en redes sociales. Además, hoy en día existen numerosas herramientas que te ayudan a publicitarte en la red y a mejorar el posicionamiento (pe. herramientas de Google).

Tener un comercio electrónico puede mejorar la atención y fidelización al cliente. Hoy en día existen muchas herramientas que te ayudan a mantenerte en contacto con tus clientes, así como a gestionar las posibles incidencias. Estas pueden ofrecer chats en vivo para tener más opciones de contacto, además del mail habitual o el teléfono.

Por otro lado, tendrás un mayor conocimiento del usuario, como sus gustos o hábitos de compras, entre otros. Esto te permitirá adaptar sugerencias para mejorar su experiencia de compra en la web, entre otras acciones.

Cuando tienes una tienda online es más fácil captar clientes que en un negocio físico, ya que el cliente puede pasar de largo. Si tienes una buena estrategia de publicidad y marketing, tu público objetivo pueden encontrarte mucho más fácil, al tener un alcance mundial.

Tener presencia en las redes sociales, una buena estrategia de mail marketing o una web llamativa, entre otros factores, puede hacer que potenciales compradores de diversas localizaciones puedan encontrarte mucho más rápido. También hay que tener en cuenta el posicionamiento web, para que sea mucho más efectiva tu presencia en las búsquedas.

Además, podrás medir los resultados de las campañas de marketing online, gracias a las métricas e informes. De esta forma podemos averiguar el comportamiento del usuario y cuales son las acciones que están funcionando y cuales no.

¿Cuáles son las desventajas?

El comercio electrónico también tiene sus desventajas como casi todo. Muchas de estas se podrían definir como «problemas a evitar» o «consideraciones a tener en cuenta» más que una desventaja como tal.

Una de las principales desventajas que tiene el comercio electrónico es el desembolso o inversión inicial. Tener una tienda física implica un gasto mucho mayor que el de una online, pero para este último hace falta una gran inversión inicial. El desarrollo de la web, los plug-in o herramientas que se quieran añadir y su coste mensual/anual, el mantenimiento y el posicionamiento, entre otros.

Un fallo en la red puede ocasionar que tu tienda no esté disponible durante un determinado tiempo. Aquí se pueden dar dos escenarios: el primero sería que el usuario quiera adquirir algo de tu tienda sin importar el cuando, por lo tanto, volverá a intentarlo en otro momento; el segundo, es aquel en el que el usuario va buscando algo sabiendo que tiene otras opciones para comprarlo.

La protección y seguridad de los datos de los usuarios es un punto clave muy importante a tener en cuenta, que se puede convertir en una desventaja si no lo tenemos controlado. Tenemos que prepararnos para proteger los datos de los clientes en nuestra web, como lo son los datos personales o de pago. Este último todavía suele generar mucha desconfianza en las personas y es la razón por la cual no compran online o solo lo hacen en tiendas muy conocidas.

Las páginas web con buenas políticas de seguridad y protección de datos tienen menos posibilidades de generar desconfianza. Además, evitaremos los posibles fraudes que se dan en internet como causa de las filtraciones de datos.

Una de las mayores desventajas del comercio electrónico es la gran competencia que existe. Cada día salen a la luz nuevos comercios electrónicos, Marketplace, comparadores de precios, productos o servicios sustitutivos o similares, que pueden dificultar el crecimiento de tu negocio. Por lo tanto, hay que tener muy clara la estrategia, así como el posicionamiento y la fidelización de la que hablábamos anteriormente.

El tiempo de preparación puede ser otra desventaja. Si el tiempo que transcurre desde que el comprador hace el pedido y este se envía es demasiado, puede ser un punto negativo. Muchas personas suelen impacientarse, por lo que nos podemos encontrar con una cancelación de la compra o una mala valoración e insatisfacción.

Una buena estrategia de logística se puede convertir en tu mayor arma, pero si no has hecho un estudio previo se convertirá en una desventaja. Tener establecidas unas buenas políticas de envío, claras y precisas, son un buen aliado para mantener al cliente bien informado en todo momento. Una tarea importante a realizar es encontrar aquellos transportistas que tengan unas condiciones que se adapten tanto a nuestras necesidades, como a las del cliente.

Por otro lado, y relacionado con la logística, nos encontramos con el establecimiento del precio del envío, ya que costes muy elevados pueden generar rechazo y que no se lleve a cabo la compra.

En resumen, es recomendable tener unas condiciones de compras bien definidas donde se indique lo descrito anteriormente. Una buena opinión de los usuarios referente a la entrega en la experiencia de compra, es un punto a favor para nosotros.

Otro de los mayores problemas de comprar por internet es que se desconoce cómo es el producto físicamente y hasta que no se recibe no se puede apreciar. Es una experiencia totalmente distinta a comprar en una tienda física. ¿Qué podemos hacer?, Pues Incluir una sección con comentarios, fotos desde diferentes perspectivas del producto, poner las especificaciones del producto como son sus medidas, la composición, etc.

Además, relacionado con el punto anterior, es recomendable tener unas buenas políticas de devolución. De esta forma, si el cliente no queda satisfecho con la compra, puede devolverla sin problemas.

Cada día más comercios electrónicos están implementando las reseñas de los productos en su web. De esta forma, puede conocer con un poco más de exactitud las opiniones del producto de aquellas personas que lo han adquirido.

¿Es aconsejable dar el paso al comercio electrónico?

Existen numerosas ventajas y desventajas, pero como comentamos al principio, estas últimas son más bien consideraciones. Por lo tanto, y después de esta breve lectura, ¿es recomendable dar el paso a vender online?

Todo dependerá de como quieras enfocarte hacia tu publico y cuáles son tus objetivos. Es cierto que muchas empresas a día de hoy han visto un gran potencial en esta forma de comercializar, pero siguen existiendo comercios que no han dado el paso por su visión y misión.

Un caso muy conocido es Primark, el gigante irlandés de moda. La compañía se vio muy fuertemente afectada durante la pandemia de la COVID-19 debido al cierre de tiendas, traduciéndose en numerosas pérdidas y en una reducción de ventas de aproximadamente el 60% durante el 2020.

A día de hoy se mantienen firmes en su decisión de no entrar en el comercio electrónico, aunque no lo descartan de cara al futuro. Pero, ¿han realizado algún cambio? Pues sí, han decidido informar del stock de sus productos en su web. De esta forma, el usuario puede saber si encontrará lo que está buscando en alguna de sus tiendas habituales.

Por otro lado, nos encontramos con Lefties, la tienda de moda «low cost» perteneciente al grupo INDITEX. Esta firma fue uno de los grandes comercios que se vieron afectados por la pandemia, al igual que Primark, debido al cierre de sus tiendas.

Tras este acontecimiento y las pérdidas económicas, Lefties anunciaba que a partir del 3 de septiembre de 2020 daban el salto al comercio electrónico.

Un dato a tener en cuenta es que previo a dar el paso al comercio electrónico, Lefties permitía a sus clientes ver el stock de sus productos en las tiendas y daba opción a reservarlos, para luego recogerlos mediante pago en tienda. Estrategia que ahora está adoptando Primark, como hemos comentado.

¡Compártelo!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Más leídos

Suscríbete a nuestras noticias

Te enviamos las últimas noticias, talleres y webinars sobre eCommerce

Categorías

Puede interesarte...

Comercio Electrónico
Patricia Deniz

Logística Inversa

Como comentamos en el anterior post, la logística inversa es una etapa que se encuentra dentro de la cadena de suministro y tiene como objetivo

Leer completo