El IVA en el Reino Unido

junio 2, 2022

Tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea las reglas para el comercio han cambiado, provocando una serie de requisitos a cumplir entre los que se encuentra el registro en el censo de IVA en Reino Unido.

Como hemos comentado en nuestro anterior post, tras el Brexit, comenzó a aplicarse la normativa del IVA británico a los intercambios comerciales entre Inglaterra, Gales y Escocia y los países de la Unión Europea. Estos cambios hacen necesario (entre otros) el registro en el IVA en Reino Unido para declarar las ventas a los clientes. Irlanda del Norte por el contrario se regirá con el mismo tratamiento de estado miembro de la Unión Europea (a excepción de los servicios).

Aquella mercancía importada desde fuera de Reino Unido o un tercer país a Irlanda del Norte, está obligada a pagar el IVA de importación. Para comercializar en Reino Unido se necesita un número válido de IVA británico, al no pertenecer a la Unión Europea. 

Hay que tener en cuenta, que aunque la normativa del IVA indique unas pautas concretas, siempre habrá que adaptarse a los términos y condiciones que impone el INCOTERM utilizado en el contrato de compraventa.

Tipo de IVA a aplicar

Actualmente y con carácter general, se tendrán que aplicar las tasas correspondientes a la importaciones según el tipo de gravamen que tiene Reino Unido: 

  • 20% Tipo general (la mayoría de productos, como zapatos y productos de cuero, algunos alimentos y productos farmacéuticos).
  • 5% Tipo reducido (pe. sillas de coches para niños o algunos equipamientos para personas con alguna discapacidad).
  • 0% Tipo cero (mayoría de alimentos, libros o ropa de niños).

Debemos de aplicar el IVA británico dependiendo del valor en libras de la mercancía. Para el cálculo se tendrá en cuenta el valor intrínseco de los bienes que conforman la mercancía. Este valor se calcula al precio de la mercancía sin añadir el coste del envío, el seguro, etc. En el caso de no existir manera de saber el coste aislado de la mercancía, se usará el valor total que muestra la factura comercial.

En la exportaciones existen dos situaciones: 

Envíos hasta de 150 euros o 135 libras

Estos envíos están sujetos al IVA en Reino Unido y al paso por el despacho de importación de aduanas, aunque está exento de aranceles. Este IVA se aplicará en el momento de la venta y no en el momento de la importación. El remitente es el responsable del pago del IVA aplicado al producto.

En el caso de que la mercancía que contenga el paquete sea un producto sujeto a impuestos especiales, o sea mercancía sin valor comercial (como los regalos, o un intercambio entre dos particulares) y lo especifique como tal, estará excluida de lo dictado en el párrafo anterior.

Los exportadores están obligados a :

  • Registrarse en el IVA en Reino Unido
  • Facturar el IVA británico de las exportaciones
  • Cobrar el IVA en el momento de la venta y liquidarlo en la hacienda británica en los plazos establecidos.

Cuando las operaciones se realicen dentro de un Marketplace (pe. Amazon), será este quien adquiera la responsabilidad sobre el IVA (cobro y liquidación).

Si el importador posee un número de IVA británico y no se carga el importe del IVA correspondiente en el momento de la venta, deberá de indicarse en la factura comercial. En estos casos el importador está obligado a pagar el IVA de a la hacienda británica mediante el “reverse charge” o IVA autorrepercutido. 

Envíos mayores de 150 euros o 135 libras

Para este tipo de operaciones, es de obligatoriedad el despacho de aduanas, el pago de aranceles a aquella mercancía no europea y al correspondiente pago de IVA de importación. En estas operaciones, podemos traspasar el pago del IVA al cliente, pero el despacho correspondiente a la exportación, deberá de ir por cuenta del vendedor.

Como hemos mencionado en los párrafos anteriores, la base imponible del IVA de importación, así como el valor de la mercancía, se calculará en libras. 

Esta normativa de IVA en el Reino Unido es similar a la nueva normativa de IVA que se lleva aplicando en de la Unión Europea desde el 1 de julio de 2021. Se busca principalmente que los impuestos se declaren en aquellos países donde se consume el bien o servicio.

Registro de IVA en el Reino Unido

El registro se hará en el HRMC (Her Majesty’s Revenue and Customs). Este es el departamento encargado de la recaudación de impuestos.

Al realizar operaciones sujetas a IVA británico deberemos de registrarnos bajo la condición de sujeto pasivo no establecido. Es de obligación para aquella personas que no residen en Reino Unido y no tienen un establecimiento permanente o como empresa no está constituida en el país.

La obtención de un número de VAT puede hacerse a través de la web del Gobierno Británico o rellenando un formulario VAT1.

Para realizar la solicitud vía telemática, necesitaremos un ID y lo obtendremos registrarnos en la web del Gobierno Británico. La solicitud del número de IVA suele tardar en torno a los 20 días, siendo 30 si se realiza esta solicitud por correo postal. Una vez nos hemos registrado en el IVA, contraeremos las obligaciones que corresponden, como la presentación periódica de las declaraciones. Hay que tener en cuenta que aunque no se hayan realizado ventas, de igual manera se realizará la presentación del IVA.

Para el registro en el IVA vía telemática, debemos de tener una cuenta de organización en la web del Gobierno Británico (no es válida una cuenta personal) a través de este link.

Esta información y más detalles la encontramos recogida en este documento publicado por la Oficina Económica y Comercial de la Embajada Española en Londres.

¡Compártelo!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Más leídos

Suscríbete a nuestras noticias

Te enviamos las últimas noticias, talleres y webinars sobre eCommerce

Categorías

Puede interesarte...

Comercio Electrónico
Patricia Deniz

Logística Inversa

Como comentamos en el anterior post, la logística inversa es una etapa que se encuentra dentro de la cadena de suministro y tiene como objetivo

Leer completo